LIMPIAS, SEGURAS Y LIBRES DE TÓXICOS

Sé que a algunos les encanta cocinar y otros lo odian, pero la realidad es que cocinar es una herramienta a la que puedes sacar mucho partido independientemente de cuáles sean sus objetivos de salud. No significa que no puedas lograr lo que buscas sin cocinar, pero será más caro (eso es seguro) y probablemente será un poco más complicado e incluso puede que te lleve más tiempo. Si de verdad quieres agarrar al toro por los cuernos cuando se trata de tu salud, cocinar es una herramienta realmente poderosa.

Pero cuando se trata de cocinar, dónde y cómo cocinas es casi tan importante como lo que cocinas.

Tendemos a pensar sólo en los ingredientes. “¿Es esto saludable o no?”. Y tendemos a olvidar que la forma en que cocinamos nuestros alimentos afecta la disponibilidad de sus nutrientes, y que el lugar donde cocinamos puede tener un efecto en nuestra salud dependiendo de qué químicos y/o toxinas se filtran en nuestros alimentos.

Cuando hablamos de equilibrio hormonal, la carga tóxica y la exposición a contaminantes son dos factores que queremos analizar muy de cerca y tener muy controlados. Porque estos químicos/toxinas pueden causar verdadero caos en nuestra salud hormona sin que ni siquiera seamos conscientes de ello. Estamos expuestos a tantos productos químicos, toxinas y contaminantes en nuestra vida diaria que parece imposible identificar de dónde provienen y cómo tratarlos, eliminarlos o reducirlos tanto como podamos.

No, no se trata de que te vuelvas loca y de repente solo compras alimentos orgánicos, productos de limpieza a base de aceites esenciales y utilices aceite de coco en lugar de crema hidratante (aunque esto último yo lo hago y me encanta…). Además de que te va a salir carísimo hay mucha confusión entre lo que realmente es bueno o no y podrías estar tirando tu dienero y tu tiempo sin realmente tener el resultado esperado.

Sin embargo, sí que hay cambios que podemos ir haciendo poco a poco para llevar una vida con menor carga tóxica.

Lo primero es identificar cuáles son las fuentes más comunes de toxinas en nuestro hogar. Y estas son:

  • Los utensilios de cocina con los que cocinamos
  • La comida que comemos
  • Los productos de limpieza que utilizamos
  • Los productos de belleza que ponemos en nuestra piel
  • El agua que bebemos
  • El aire que respiramos

Y hoy no quiero agobiarte con muchos cambios ni sobrecogerte con demasiada información, así que a lo largo de distintos posts ori re contando cambios sencillos que podéis ir haciendo poco a poco, de cara a “desintoxicar” vuestro hogar. Así que hoy vamos a hablar de sartenes y ollas.

Aunque las herramientas sofisticadas son extremadamente divertidas, es esencial recordar que la buena comida no tiene por qué ser complicada. Un cuchillo afilado, una buena tabla de cortar, algunas sartenes y ollas de calidad, una canasta para cocinar al vapor y una cuchara de madera son todo lo que realmente necesitas para hacer magia en la cocina. Si además anades a la lista algunas herramientas especiales como un termómetro para carne, un rallado y un pelador de verduras, dominar el arte de cocinar será un poco más fácil y rápido.

¡Centrémonos en sartenes y ollas hoy! Cuáles son las mejores sartenes para cocinar, y los pros y contras de cada una de ellas.

arrow

HIERRO FUNDIDO:

Estas sartenes son definitivamente mis favoritas, aunque para ser honesta, lleva un tiempo acostumbrarse a utilizarlas. Estas sartenes pueden soportar temperaturas muy altas e incluso pueden usarse directamente sobre el fuego (de hecho se utilizan mucho en campings). Suelen venir con una cobertura especial para el asa para evitar que te quemes la mano. Algo a tener en cuenta a la hora de cocinar con ellas.  Y no estoy bromeando. ¡De hecho me he quemado la mano! Aunque son muy pesadas, son casi indestructibles cuando se cuidan adecuadamente. Además, aportan hierro a los alimentos, lo cual es bueno para la población en general.

Contras:

  • Requieren un cuidado especifico en el que hay que echarle aceite o grasa para mantenerlas.
  • Nunca deben limpiarse con jabón o usar un estropajo. Necesitas usar aceite (yo uso aceite de oliva o aceite de coco, evito otros aceites vegetales) y papel, aunque vende estropajos específicos para estas sartenes de hierro fundido.
  • Debes evitar cocinar alimentos ácidos como tomates durante períodos prolongados ya que esto hará que se extraiga más hierro de la sartén hacia la comida.

Mis marcas favoritas: Lodge y Le Creuset.

CERÁMICA:

La sartenes de cerámica no dejan de ser sartenes de hierro fundido, como las anteriores, pero cubiertas por una capa de esmalte de porcelana. Aunque ha habido cierta controversia al respecto, finalmente se ha descubierto que es completamente seguro y no hay ningún tipo de fugas de elementos hacia la comida. La ventaja al compararlo con el hierro fundido es que no necesitas usar el aceite, puedes usar un jabón suave para limpiarlo y puedes usarla para cocinar alimentos ácidos como tomates sin preocuparse de que se filtre demasiado hierro en la comida y ni dañar la sartén.

Mi marca favorita es Le Creuset. Si es verdad que puede bastante costosa, cuando se mantienen adecuadamente, pueden durar toda la vida. Es de esas inversiones que acaban resultando baratas a largo plazo.

PIEDRA/GRES:

Me encantan las sartenes de piedra, y tengo varias en casa. Además, hay muchos utensilios de gres en el mercado, no solo sartenes. Son muy útiles porque, al igual que las de hierro fundido se pueden meter en el horno y calientan de manera muy uniforme. Cuando se mantienen adecuadamente, igualmente puede durar toda la vida y no contiene metales pesados ​​ni productos químicos que puedan filtrarse en la comida.

Lo puedes encontrar en muchos utensilios de cocina especialmente para hornear: bandejas, moldes para muffins, moldes para pan …

Contras:

  • Al igual que la cerámica, el gres se rompe cuando se cae y se agrieta si intentas limpiarlo mientras aún está caliente.
  • No debe limpiarse con jabón o el condimento se arruinará y se absorberá en la piedra, lo que afectará el sabor de la comida.

Mis marcas favoritas es de nuevo, Le Creuset. (Te juro que no tengo afiliacion con esta marca…)

ACERO INOXIDABLE:

Si eliges usar acero inoxidable, debes tener algo en mente: la mayoría de los utensilios de cocina de acero inoxidable contienen cromo y níquel que se traspasarán a la comida durante el proceso de cocinado. También contienen aluminio en el centro por lo que debes tener especial cuidado de no rayar la sartén. Si vas a utilizar sartenes de acero inoxidable, sigue estas pautas:

  • El acero inoxidable 18/8 debe ser tu estándar más bajo. El “8” se refiere al porcentaje de níquel utilizado en el acero. Tienes que buscar que este número sea lo más bajo posible, así que no elija 18s/10 o más.
  • 18/0 es ideal, pero es como todo, costoso.
  • No cocines alimentos ácidos en acero inoxidable, ya se traspasarán más metales a los alimentos.
  • Reemplaza las sartenes/ollas inmediatamente si se rayan o abollan o si llega a verse el centro.

Una prueba muy fácil que puedes hacer antes de comprar es hacer una prueba con un imán. Si el imán no se adhiere bien a la sartén, es que tiene un mayor contenido de níquel y debes evitarla.

Marcas recomendadas: El acero Chantal Induction 21 contiene un núcleo de cobre y no contiene níquel.

Por favor, por favor, lo único que te pido es que no uses Teflón.

El teflón contiene el politetrafluoroetileno (PTFE) químico. Sé que el teflón es una opción popular cuando se trata de elegir utensilios de cocina debido a sus maravillosas promesas: no es reactivo, es antiadherente y es resistente a las manchas. Quién no quiere eso, ¿verdad? Peeeeeeeeeeeeeeeeeeeeero (y esas son muchas “u” s) cada vez que cocinas con él, libera toxinas en tu comida. Si quieres más información, te animo a leer el informe del EWG sobre el teflón “Experimento humano encontró que los humos del teflón calentado hacen enfermar a la gente” .

El politetrafluoroetileno (PTFE) y el Ácido Perfluorooctanoico (PFOA) en el Teflon se han relacionado con muchas enfermedades, desde cáncer hasta enfermedades hepáticas, problemas de tiroides y problemas de crecimiento. No solo eso, sino que se acumula con el tiempo en el cuerpo causan mayores estragos (1).

Créeme; no quieres cocinar con Teflon.

Y, por último, pero no menos importante. Y ya te dejo por hoy, usa recipientes de vidrio para guardar los restos de comida. Si quieres empezar a desintoxicar tu cocina, este sería el cambio número uno que haría. Deshazte de tus envases de plástico y compra envases de vidrio en su lugar.

arrow

¿Estás perdida con toda la información nutricional contradictoria que hay? ¿No estás segura de si está comiendo para apoyar su fertilidad? ¿Tu médico te ha dicho alguna vez que las deficiencias nutricionales pueden dificultar el embarazo? Si quieres saber cómo la nutrición puede afectar a tu capacidad para concebir, y sí, la de tu pareja también, consulta Mis 2 programas: Optimiza tu Fertilidad y Trimestre Cero. O ¡mejor aun! contáctame y agenda una primera sesion inicial conmigo. Hablaremos sobre tus preocupaciones y te contaré cómo la nutrición puede marcar la diferencia. Hazlo a través de este LINK.

Beatriz

¿Quieres saber cuál es el paso #1 que debes tomar para Equilibrar tus Hormonas, Regular tus Ciclos y Aumentar tu Fertilidad?

Welcome to the Wellness Coaching Solutions Community! Please make sure to check your inbox, you will be getting my ebook and more news soon!

Pin It on Pinterest

Share This