Seguimos hablando de la desintoxicación del estrógeno. ¿Por qué? Menuda petarda está hecha esta tía, pensaréis. Pero es que todavía hay muchas cosas que necesito compartir contigo y ya sabes que el estrógeno es mi hormona favorita, y dado que mi objetivo es ayudarte a comprender el porqué detrás de sus desequilibrios hormonales, tenemos que seguir hablando de esto.

Sí, desintoxicamos hormonas. Y lo hacemos en tres fases. Y si esta es la primera vez que lees esto, te recomiendo que vuelvas atrás y leas antes estos dos posts: Metabolismo del Estrógeno: Lo que debes saber y Los distintos tipos de estrógeno.

¿Por qué quieres saber qué sucede en cada fase y especialmente en la primera?

Porque está directamente relacionado con:

😥 Tu síndrome premenstrual

😥 Tus dolores de cabeza

😥 Tus períodos abundantes

😥 Tus reglas dolorosas

😥 Tus cambios de humor

😥 Tu retención de líquidos

😥 Tu manchado antes de la regla

😥 Tus problemas para dormir

😥 Tu problema para perder peso

😥 Tu ansiedad

😥 Tus quistes en los ovarios

😥 Tu endometriosis

😥 Tus fibromas …

Si el proceso de desintoxicación del estrógeno está comprimetida, puede causar y/o contribuir a todo esto.

¿Sufres de alguno de estos síntomas? ¿Muchos? ¿Todos?

¿Te has hecho probado análisis de sangre y tus hormonas salían bien pero tu sigues con todos los síntomas?

¡Entonces este post te interesa!

¿Recuerdas en mi post El metabolismo de los estrógenos cuando hablamos de la desintoxicación del estrógeno y utilizaba la analogía de la bañera? 🛀 El agua procedente del grifo es la Fase I. El desagüe es la Fase II. Y la tubería fuera de la casa es la Fase III. Hoy nos hablamos de la Fase I: el agua.

Fase I desintoxicación de estrógeno

Tenemos tres tipos principales de estrógeno: estradiol, estrona y estriol. Cada uno cumple una misión, y cada uno tiene un tiempo y un lugar. Una vez que se han usado tu cuerpo necesita deshacerse de ellos, por eso lo llamamos desintoxicación del estrógeno. Y lo hace pasando por estas tres fases de las que hablamos.

En la Fase I, el estrógeno se transforma en tres metabolitos diferentes: 2-OH, 4-OH y 16-OH. Ninguno de estos metabolitos puede ser cero, lo que significa que todos producimos los tres metabolitos. La cantidad de cada uno dependerá de muchos factores. Y cuál de ellos está favoreciendo tu cuerpo es una indicación de qué tan bien está funcionando tu hígado.

2-OH:

Éste se considera el “metabolito bueno”. Queremos priorizar o favorecer este camino tanto como podamos. ¿Por qué se considera el “bueno”? Porque tiene una actividad estrogénica muy débil en el organismo.

Este metabolito protege contra el cáncer y el crecimiento excesivo de los tejidos.

Cuando este metabolito es bajo, podemos utilizar varios alimentos y suplementos para promover el metabolismo de los estrógenos a través de esta vía, como el DIM, las verduras crucíferas, semillas de lino, omega 3, romero, raíz de kudzu …

Para los frikis como yo, este metabolito es producido por la enzima CYP1A1.

4-OH:

Éste se considera el peor de los dos “metabolitos malos”. ¿Por qué? Porque puede ser especialmente dañino ya pueden es un tipo de estrógeno muy reactivo. Es muy propensos a la formación de -quinonas derivadas de estrógenos, que son potentes moléculas generadoras de radicales libres que se ha demostrado que conducen a la mutagénesis del ADN y que pueden aumentar el riesgo de cáncer.

Si los metabolitos 4-OH son metilados (en la Fase II) por la enzima COMT, se neutralizan y dejan de ser dañinos. Pero si la metilación es pobre, en lugar de inactivarse, los metabolitos 4-OH se pueden oxidar a moléculas altamente reactivas, quinonas.

Para mis amigos y clientas frikis, este metabolito es producido por la enzima CYP1B1.

16-OH:

Este metabolito también se considera dañino, y es igualmente altamente estrogénico. Sin embargo, tiene cierta dualidad. Es malo cuando está demasiado elevado, pero es bueno en las cantidades adecuadas. Al igual que en el cuento de Ricitos de Oro, ni demasiado, ni demasiado poco, necesitamos lo justo.

Este metabolito es esencial para la formación de los huesos, pero como te decía, también es altamente estrogénico.

Los metabolitos 16-OH pueden estimular la proliferación celular y el crecimiento tumoral. Este metabolito está asociado con el crecimiento anormal del tejido, como la endometriosis, los quistes ováricos y los fibromas uterinos.

Cuando hay inflamación en el cuerpo, existe una mayor tendencia del cuerpo a metabolizar a través de esta vía, especialmente cuando hay inflamación en el intestino. Los niveles elevados de 16-OH en hombres y mujeres no embarazadas suelen ser una pista para investigar más a fondo la función intestinal.

La enzima CYP3A4 produce este metabolito. La regulación al alza en este gen también puede regular al alza esta actividad enzimática. Pero las toxinas ambientales, las dietas altas en grasas, las dietas bajas en proteínas, el lupus o la artritis reumatoide también pueden influir.

¿Cuáles son las diferentes cosas que pueden conducir a un metabolismo deficiente en la fase I?

Mutaciones genéticas:

Estas enzimas (con letras y números) son creadas o producidas por los mismos genes con el mismo nombre (letras y números). Los SNP (polimorfismos genéticos) en cualquiera de estos genes pueden regular al alza o a la baja la actividad de estos enzimática, lo que lo lleva a favorecer una vía sobre otra. Hay nutrientes específicos que apoyan la regulación positiva o negativa de estas enzimas. Es por eso que trabajar con un profesional le dará los mejores resultados.

Además, los metabolitos de Fase I también deben ser neutralizados por otras enzimas como la COMT. Muchas personas tienen SNPs en el gen COMT (yo por ejemplo tengo), lo que significa que nuestra metilación es deficiente y necesita apoyo adicional.

Sin embargo, recuerda que los genes no son una sentencia. Los genes cargan la pistola, pero es el entorno el que aprieta el gatillo.

Dieta:

Los estudios sugieren que una dieta alta en grasas puede hacer que el estrógeno se metabolice principalmente a través de la vía 16-OH en lugar de la 2-OH.

Una dieta alta en grasas y baja en fibra aumenta la actividad de la beta-glucuronidasa. Esta enzima hace que el estrógeno vuelva a circular a su forma activa en lugar de excretarse en las heces.

Una dieta baja en proteínas disminuye la actividad de la enzima CYP450, lo que en general puede causar un proceso de desintoxicación hepática más lento.

Una dieta baja en los nutrientes necesarios para la función hepática, como verduras de hoja verde, nueces, semillas, proteínas animales, antioxidantes, vitaminas y minerales, puede provocar una desintoxicación hepática deficiente.

Químicos ambientales:

Los disruptores endocrinos pueden afectar la enzima CYP450 involucrada en el metabolismo de los estrógenos de fase I y en la desintoxicación del estrógeno en general.

Inflamación:

La inflamación, especialmente la inflamación en el tracto intestinal, puede afectar el metabolismo de la fase I del estrógeno y producir más metabolitos 16-OH. Nuevamente, el 16-OH elevado en hombres y mujeres no embarazadas siempre es una pista para investigar más a fondo la función intestinal y la potencial existencia de patógenos.

¿Te has hecho análisis y tus niveles de hormonas salen bien, pero sin embargo sigues teniendo síntomas que hablamos al principio de este post? Tu siguiente paso es ver que tal estas metabolizando ese estrógeno. Hacer un análisis de sangre hormonal te proporcionará información sobre la cantidad de hormonas que estás produciendo, pero no te dará la información sobre qué tan bien las está metabolizando ni ninguna pista sobre el origen del problema.

Por eso me encanta trabajar con el DUTCH Test, una prueba super fácil de hacer (ya que solo consiste en hacer pipí en unas tiras, cuatro veces en un mismo día y dejarlas secar 24h) y que además haces desde casa. Esta es la única prueba en este momento que proporciona toda la información sobre sus metabolitos hormonales. Es una prueba increíble que realizo en todas mis clientas de fertilidad, independientemente de si se están preparándose para ser mamás en el futuro o si ya están actualmente lidiando con problemas de fertilidad.

Si este es el momento de investigar más y quieres saber por dónde empezar, lo primero es utilizar test funcionales. En mi consulta utilizo el DUTCH Test para las hormonas, el GI MAP para la salud intestinal, SpectraCell y Ácidos Orgánicos para saber el estado nutricional y el HTMA para ver el equilibrio de mineral con mis clientas. Trabajo con dos programas exclusivos: Recupera tu Fertilidad y Trimestre Cero. Si estás interesada en ver cómo trabajo y si podríamos trabajar juntas, agenda una Primera sesión de sesión conmigo haciendo clic aquí.

Beatriz

¿Quieres saber cuál es el paso #1 que debes tomar para Equilibrar tus Hormonas, Regular tus Ciclos y Aumentar tu Fertilidad?

Welcome to the Wellness Coaching Solutions Community! Please make sure to check your inbox, you will be getting my ebook and more news soon!

Pin It on Pinterest

Share This