Hoy quiero hablaros de los análisis hormonales. Tengo muchas clientas que vienen a verme con analíticas de sangre hormonales ya hechas. Muchas de ellas me dicen que todas han salido bien, pero sin embargo no entienden por qué siguen sin quedarse embarazadas… super frustrante, ¿verdad?

Aún más frustrante me parece ver que algunos médicos ni siquiera solicitan análisis hormonales hasta que no llevas un tiempo intentándolo sin éxito. ¿Por qué? Sinceramente, no lo entiendo. Si hay algo que no sale bien, o algo que se puede mejorar, ¿por qué esperar hasta que lo hayamos intentado durante un año? Es una pérdida de tiempo y de esfuerzo, tanto a nivel mental como físico.

Parte de mi trabajo es ayudar a las mujeres a poder hablar con sus médicos y ginecólogos sobre la preconcepción. Porque la preconcepción es mucho más que tomar un suplemento prenatal.

A veces tenemos miedo de pedirle información al nuestro médico, o de comentarle algo que hemos leído, o que nos ha dicho otra persona e incluso a veces, otro profesional de la salud, por el miedo de que nos tachen de tontas o de ignorantes. Y ni es así, ni debería serlo. Tu médico trabaja contigo y para ti. Debe buscar lo mejor para ti y debéis trabajar como un equipo. Al igual que tu nutricionista de fertilidad.

Hoy quiero contaros cuales son las hormonas principales que deberías medir en una análisis hormonal antes de intentar concebir, así como algunos marcadores complementarios que a mí me gustara ver en mis clientas, cuando estan planeando tener un bebé.

Recuerda que las analíticas y con más razón, las hormonales, implican mucho más que simplemente asegurarte de que los valores se encuentran en los rangos de referencia del laboratorio. Desde una perspectiva funcional, más holística, analizamos qué niveles brindan la mejor oportunidad de concebir y llevar a término el embarazo.

Porque sabemos que normal no significa óptimo.

Empecemos con los básicos:

Estrógeno (Estradiol):

El estrógeno se produce en nuestros ovarios. El estrogeno es la hormona que impulsa el desarrollo de los folículos en la primera mitad de nuestro ciclo menstrual. A medida que los folículos crecen, más estrógeno comienzan a secretar. Este estrógeno le indica al cerebro que produzca LH (hormona luteinizante) que es responsable de desencadenar la ovulación. El estrógeno, además, engrosa el revestimiento del útero (endometrio) en preparación para el embarazo. Y a su vez, cambia la consistencia y estructura de su moco cervical, lo que le permite mantener vivo el esperma cuando estamos cercanos a la ovulación.

El estrógeno debe medirse el día 3 del ciclo. También se puede realizar entre los días 2 y 4, pero realmente el día 3 es el óptimo. ¿Por qué el día 3? El estrógeno fluctúa mucho a lo largo del ciclo, así que se estableció el día 3 como estándar en la medicina convencional.

El estradiol y la FSH (hormona estimulante del folículo) siempre se deben medir juntos. De cara a tomar decisiones de diagnóstico sobre la reserva ovárica.

Hormona Estimulante del Folículo (FSH):

La FSH no es una hormona ovárica. Es una hormona cerebral. Es producida en el cerebro por la glándula pituitaria y se comunica con los ovarios mandándoles la señal de que deben comenzar a desarrollar los folículos.

Si la FSH es demasiado alta, puede indicar que el cerebro está teniendo que hablar con sus ovarios muy alto para que respondan a esta señal. Podría ser una indicación de que los ovarios no producen hormonas de manera óptima. En otras palabras, no responden a la señal del cerebro para producir estrógeno y hacer crecer un folículo. Esto sucede de forma natural a medida que nos hacemos mayores, pero si sucede demasiado pronto, sería una señal para investigar más a fondo qué podría estar causando eso desde una perspectiva de fertilidad funcional.

La FSH puede fluctuar de un ciclo a otro, así que lo ideal es no usar un solo ciclo para hacer un diagnóstico. El estrés y el estilo de vida pueden afectar significativamente a la producción de FSH. Por lo tanto, trata de obtener al menos 2.

Hormona luteinizante (LH):

Esta también es una hormona que se produce en el cerebro, en la glándula pituitaria o hipófisis, y es responsable de desencadenar la ovulación.

Por lo general, la LH también se mide el mismo día, con FSH, en el día 3 del ciclo. ¿Por qué? Porque la relación entre los 2 puede dar mucha información, como un posible síndrome de ovario poliquístico o amenorrea hipotalámica, e indicación de que puede haber un ciclo anovulatorio.

Es posible que tu médico no te mida la LH si no se sospecha que puedas tener SOP u otros síntomas que apunten a un desequilibrio en la LH.

Hormona Anti-Muleriana (HAM):

Es una hormona que se utiliza para medir la reserva ovárica y, por lo general, está destinada a diagnosticar una reserva ovárica disminuida o insuficiencia ovárica primaria. La AMH es una hormona producida en las células granulosa de los folículos en desarrollo y aumenta cuando tenemos más folículos en desarrollo. Es una indicación de cuántos de esos folículos se están preparando para ovular en los próximos meses y qué tan saludables son esos folículos.

La HAM generalmente se mide el día 3 por conveniencia, pero se puede medir en cualquier momento durante el ciclo.

Una HAM más alta significa que se están reclutando muchos folículos, lo que puede indicar que la ovulación no está ocurriendo, llevando a un potencial diagnóstico de SOP.

HAM también fluctúa y cambia a lo largo de los ciclos, por lo que tener una sola medida no es suficiente para tomar decisiones. Tener una HAM más baja no significa que no puedas quedarte embarazada; significa que hay una menor probabilidad de que la concepción ocurra de manera natural.

Al contrario de lo que se cree, los niveles bajos de HHAM pueden mejorarse con cambios en la nutrición y el estilo de vida lo suficiente como para que realmente marquen la diferencia.

Progesterona:

Una vez que ocurre la ovulación y se libera el óvulo, se crea el cuerpo lúteo y comienza a producir progesterona (la hormona de la pro-gestación, del embarazo). La progesterona es la hormona dominante durante la segunda mitad del ciclo, y se mantiene alta durante 10 a 16 días hasta que o bien obtengas un resultado positivo en la prueba de embarazo o te baje el período.

La progesterona debe medirse 7 días después de la ovulación. No el día 21. Y este es uno de los errores más comunes que existen. El día 21 se estableció bajo el supuesto de que la ovulación ocurre el día 14, en los ciclos de 28 días. Pero eso es solo un promedio. ¿Cuántas mujeres conoces que tengan 28 días en punto? Desde luego yo conozco muy pocas… Si no ovulas el día 14, la prueba de progesterona del día 21 no te va a decir nada. No puedo insistir más en esto: habla con tu médico si no tienes ciclos de 28 días para que te hagan los análisis de la progesterona en el momento adecuado.

Medir la progesterona el día 3 o en la primera mitad del ciclo no tiene ningún sentido.

Hay otras hormonas que por lo general no se incluyen en el panel general de pruebas de hormonas, pero que es importante medirlas cuando quieres prepararte para concebir

DHEA-sulfato:

La hormona DHEA es la hormona precursora del estrógeno y la testosterona. Es una hormona anabólica y es esencial para la calidad ovárica.  De hecho, muchos tratamientos de FIV incluyen suplementos de DHEA. Pero, ¿cómo puedes si tus niveles son óptimos si no los mides? La mayor parte de la DHEA en el cuerpo está en forma de sulfato (-S) y esa es la que se mide en sangre. La hormona DHEA es una hormona androgénica y también puede brindarnos información sobre el posible síndrome de ovario poliquístico o anovulación.

La DHEA-S se puede medir en cualquier momento del ciclo.

Testosterona:

La testosterona es una hormona fundamental no solo para los hombres. ¡Nosotras también la necesitamos! Es nuestra hormona de la motivación, nos ayuda a desarrollar músculo, nos mantiene motivadas, comprometidas y nos ayuda a “tirar para adelante”, ¡y aumenta nuestra libido! Sin embargo, no queremos que sea demasiado alta, ya que puede alterar totalmente el desarrollo de nuestros folículos. Como siempre, ¡equilibrio!

Naturalmente, disminuye con la edad, lo que también está relacionado con la disminución de la calidad del huevo con la edad.

Es importante medir tanto la testosterona libre como la testosterona total. La testosterona libre es la parte de la testosterona total que flota libremente en el torrente sanguíneo y es capaz de hacer su trabajo.

La testosterona se puede medir en cualquier momento del ciclo.

Panel de tiroides:

La mayoría de los médicos no te van a medir tu función tiroidea si no ven ningún síntoma. Y si lo hacen, solo suelen pedir la TSH y, a veces, la T4. Sin embargo, la función tiroidea tiene implicaciones en tu salud reproductiva. De hecho, la función tiroidea baja, conocida como hipotiroidismo, está relacionada con problemas de fertilidad y mayores tasas de aborto espontáneo.

Para obtener un diagnóstico preciso y ver si necesitas apoyo, necesita más que solo TSH y T4. La TSH es una hormona cerebral producida en la glándula pituitaria del cerebro y la T4 es la hormona tiroidea inactiva. No puede ser utilizada por la célula para hacer su trabajo hasta que se convierte en T3, la forma activa. Sería útil tener un panel de tiroides completo para saber si tu función tiroidea necesita apoyo o no.

Eso incluye:

  • TSH | FT4 | T4 | T3 | FT3 | RT3
  • Anticuerpos TPO
  • Anticuerpos TG

El panel de tiroides se puede medir en cualquier momento del ciclo.

Cuéntame: ¿Tus análisis hormonales incluyen estos parámetros?

Si estas actualmente buscando el embarazo o quieres empezar a buscarlo, te sugiero que acudas a tu médico, ya sea su ginecólogo o tu médico de cabecera, y solicite un panel completo de pruebas hormonales que incluya todas las hormonas que hemos hablado arriba, así como medirlas en el momento correcto. Si hay algo fuera de equilibrio o algo en lo que necesitas trabajar, no quieres que pase un año entero cuando podías haber empezado a tomar acciones antes… ¿verdad? Cuando queremos un bebé, el tiempo también juega un papel importante.

¡No pierdas el tuyo!

Los análisis hormonales son uno de los pilares de mis dos programas principales. Si crees que este es el momento de investigar más y quieres saber por dónde empezar, ¡contáctame! Iremos sobre tus análisis y usaremos otros más. El DUTCH Test para las hormonas, el GI MAP para la salud intestinal, SpectraCell y Ácidos Orgánicos para saber el estado nutricional y el HTMA para ver el equilibrio de mineral con mis clientas. Trabajo con dos programas exclusivos: Recupera tu Fertilidad y Trimestre Cero. Si estás interesada en ver cómo trabajo y si podríamos trabajar juntas, agenda una Primera sesión de sesión conmigo haciendo clic aquí.

Beatriz

¿Quieres saber cuál es el paso #1 que debes tomar para Equilibrar tus Hormonas, Regular tus Ciclos y Aumentar tu Fertilidad?

Welcome to the Wellness Coaching Solutions Community! Please make sure to check your inbox, you will be getting my ebook and more news soon!

Pin It on Pinterest

Share This