fertility & hormone balance

Lo que tus heces dicen de tu salud

Digestion, Fertilidad y equilibrio hormonal, Hormonas

Siguiendo con la conversación sobre la salud intestinal, salud hormonal y fertilidad, hoy quiero hablar de cacas.. no porque me guste hablar de cacas (todas sabéis que me divierte el tema), sino porque las heces son un indicador clave no solo de tu salud hormonal sino de tu salud en general.

Y uno de los principales problemas es que nadie habla del tema. ¡Nadie habla de cacas! Desde pequeñitos, nos han enseñado y dicho que es grosero hablar de caca, y que no deberíamos hablar de ello. Y si bien es verdad que puede ser grosero depende del contexto, por ejemplo, en mientras comes… no creo que haga ningún bien no hablar de ello en general. ¡Es importante hablar de cacas! Porque de otra forma, ¿cómo sabes si estas yendo bien al baño o no? ¿O si la forma en la que vas al baño es sana o no?

No puedes saber lo que nadie te cuenta, ¿verdad?

El estreñimiento es una epidemia. Y porque además no hablamos de ello, es un gran desconocido… Se estima que el 20% de la población sufre estreñimiento (1). ¡Eso es 1 de cada 5! Además, el estreñimiento tiene un efecto muy negativo en la calidad de vida de aquellos que lo sufren, así como contribuir negativamente al estrés psicológico (2, 3). No es moco de pavo…

¿Y por qué es importante como vas al baño para tu salud? Déjame que te lo cuente todo al respecto.

Las heces son los desechos que quedan después de que los alimentos hayan sido digeridos metabolizados. Esa es la definición oficial. Es decir, después de comer la comida y una vez que ha pasado por todo el proceso digestivo como te explicaba en mi artículo Fertilidad y Salud Intestinal (parte 1), se excretará de manera natural los restos de comida no digerida, bacterias y toxinas, así como hormonas.

Si bien un movimiento intestinal saludable por sí solo no es garantía de buena salud, los movimientos intestinales poco saludables son una clara indicación de que algo no está bien.

Si tus heces se quedan demasiado tiempo en el colon, las bacterias comienzan a fermentar estos restos y puede causar disbiosis, que a su vez puede causar debilidad y degeneración en las células del colon. Si el colon recibe constantemente estos desechos no digeridos, las células del colon pierden tono y eventualmente pueden perder su función. Y aquí es donde podemos ver trastornos inflamatorios como divertículos, Sindrome del Intestino Irritable o incluso brotes de afecciones autoinmunes como la enfermedad de Crohn, o la colitis ulcerosa.

La disbiosis puede alterar la composición y el equilibrio de la estroboloma, dando lugar a problemas en la metabolización de tu estrógeno. Recuerda, los estrógenos se metabolizan en ultima instancia en el intestino, específicamente a través de este conjunto de bacterias. Un microbioma alterado, así como un proceso digestivo comprometido, puede alterar los niveles de beta-glucuronidasa, interfiriendo con la excreción de estrógeno a través de las heces, causando una recirculación de este en el torrente sanguíneo. En otras palabras, si no vas al baño regularmente, no te estás deshaciendo del exceso de estrógeno, y ese estrógeno vuelve a recircular en tu sistema. Este exceso de estrógeno conduce a desequilibrios hormonales:

El estrógeno tiene dos roles fundamentales en su ciclo menstrual:

  • Estimula el aumento de la hormona luteinizante (LH) en el cerebro. Este aumento es lo que estimula la ovulación, o liberación del óvulo, en los tubos para ser fertilizado.
  • Una vez que ocurre la ovulación, el estrógeno y la progesterona trabajan juntos para asegurar que, si el óvulo no ha sido fertilizado, las paredes del endometrio se descamen, produciendo un sangrado y comenzando un nuevo ciclo. Al reducir los niveles de ambas hormonas y nuevamente aumentar el estrógeno para estimular un nuevo aumento de LH en el próximo ciclo.

Si los niveles de estrógeno son consistentemente altos, sin una caída significativa, esto engaña a tu cerebro para pensar que ya ha ovulado y, por lo tanto, no volverá a ovular … (es parte de la lógica detrás de la píldora anticonceptiva, una liberación continua de estrógenos, para que tu cuerpo no ovule). Y sin la ovulación, no puede haber embarazo. Explico todo esto en detalle en mi artículo Fertilidad y Salud Intestinal (parte 2).

Independientemente de si estas actualmente buscando embarazo, necesitas hacer ir al baño todos los días.

Hay cuatro factores que determinan si tus movimientos intestinales son saludables o no: Frecuencia, Forma, Color y Tiempo de Tránsito. Echemos un vistazo más profundo a estos cuatro factores.

#1 Frecuencia: ¿Cuántas veces se considera saludable?

Los estudios dicen que 1-3 deposiciones al día se considera saludable. Sin embargo, la frecuencia no es el único parámetro para determinar si un movimiento intestinal es saludable o no. Hay estudios que también muestran que es posible que la cantidad de veces al día no sea tan importante como la cantidad total, pero hay controversia en torno a esto. Como siempre, la bio-individualidad entra en juego, así que, si tú vas dos veces al día y ese es tu estándar, no te vuelvas loca pensando que solo deberías ir una vez al día o que deberías ir tres… esa es tu rutina particular y lo que funciona para ti. Tenlo en mente. La controversia es alrededor de si se debería o no tener un movimiento intestinal todos los días. La medicina convencional define el estreñimiento si la frecuencia es inferior a 3 veces por semana. Mientras que medicina funcional considera que todos deberíamos tener al menos un movimiento intestinal al día (4, 5, 6).

La diferencia proviene del hecho de que la medicina convencional y la funcional analizan los datos de diferentes formas. Hablo sobre esto en mis publicaciones y en mis redes sociales, y escribiré un post sobre ello algún día no muy lejano. La medicina convencional utiliza datos estándar, provenientes de una muestra que representativa a la población general. Esta representación incluye población tanto saludable como no saludable, y luego establece un promedio. El problema es que la población actual, de por sí, cada día es menos saludable.

La medicina funcional, sin embargo, tiene una visión más estricta sobre esto y establece sus valores de referencia basados ​​únicamente en una población sana. Buscando establecer el valor de referencia óptimo, es decir aquel en el que la población sana se siente mejor. De ahí viene la diferencia.

#2 Forma: ¿Cuál es la forma óptima?

La forma de tus heces también es importante. Otra cosa importante que debes saber es que ir al baño en ningún momento debería ser costoso, ni doloroso. Si no es así, también hay una indicación de que hay algo que no está bien.

Para evaluar cual es la forma óptima, utilizamos el Gráfico de Bristol, que clasifica las diferentes formas como según el gráfico a continuación:

Los tipos 1 y 2 se caracterizan por ser secos, duros y difíciles de pasar, y generalmente indican falta de hidratación, fibra o ambos. Si esta situación no se resuelve, puede causar hemorroides y/o fisuras.

El tipo 4 es el ideal, aunque el tipo 3 también se considera normal y está dentro de los parámetros saludables.

El tipo 5 suele ser una indicación de falta de fibra. También podría conllevar sensación de urgencia. Este tipo es generalmente temporal y lo normal es que una vez resuelto se vuelva al número 4.

Los tipos 6-7 se caracterizan por ser acuosos y son considerados diarrea, que puede ir de leve a severa. Por lo general, es una indicación de infección (virus, bacterias, parásitos), intoxicación alimentaria o enfermedad. Asegúrate de hidratarte bien, y si no se resuelve, debes consultar a tu médico.

#3 Color: ¿Qué dice el color de las heces sobre tu salud?

Además de la forma y la frecuencia, el color también es importante. El color de las heces depende básicamente de dos factores: la dieta y la cantidad de bilis que contiene. La bilis es un líquido amarillo verdoso que ayuda a digerir las grasas. Unas heces saludables, deben reflejar una mezcla de los colores de aquello que comes comida y la bilis que produces. Por ejemplo, ¿has notado cómo tus heces se vuelven rojas tras de comer remolacha? ¿No? Fíjate la próxima vez… Conozco a muchas personas que se asustan pensando que podría ser sangre para luego darse cuenta de que habían comido remolacha el día anterior.

Marrón: Casi cualquier tono de marrón, o incluso verde, se considera saludable.

Verde: Generalmente está bien si comes muchas verduras. Sin embargo, puede significar que la comida se está moviendo demasiado rápido y que el verde de la bilis no tiene tiempo para descomponerse.

Rojizo: Podría deberse a la ingesta de alimentos (como el ejemplo de la remolacha o el colorante de alimentos, como los Doritos naranjas), pero también podría deberse a sangre del recto, generalmente por un rasguño, una fisura o una hemorroide.

Negro: Por lo general suele deberse a la suplementación con hierro o medicamentos para el estómago, incluso el uso de regaliz. El uso de carbón activado como aglutinante también puede ennegrecer las heces.

Amarillo claro: Siempre y cuando seas un bebé amamantado… en otros casos, podría ser un signo de demasiada grasa en la dieta y una indicación de mala absorción de nutrientes.

Blanco: Puede ser un efecto secundario de la medicación, pero también podría significar una obstruccion en el conducto biliar.

#4 Tiempo de tránsito: ¿demasiado lento o demasiado rápido?

Lo último a tener en cuenta cuando se trata de la salud de tus movimientos intestinales es el tiempo de tránsito. Por lo general, el tiempo de tránsito de 12-24 h es lo que estamos buscando. La medicina convencional dice idealmente entre 12 y 48 horas, lo cual, nuevamente, es un rango demasiado amplio. Idealmente, desea excretar lo que quede de lo que ingirió 24 horas antes … no lo que comió hace tres días … pero tampoco lo que comió hace 3 horas …

Un tiempo de tránsito demasiado corto indica que no estás absorbiendo los nutrientes. Además, no hay suficiente tiempo o alimentos para que las bacterias se alimenten, y esto crea cambios en los subproductos creados por estas bacterias, lo que contribuye a la disbiosis intestinal. En general, el tiempo de tránsito corto se asocia con el tipo de heces acuosas / diarreas (tipos 6 y 7 del Grafico de Bristol)

Un tiempo de tránsito demasiado corto puede ser una indicación de alergias, intolerancias alimentarias, infección intestinal (parásitos, virus, bacterias, hongos), ya sea crónica o aguda, Síndrome de Intestino Irritable, enfermedad inflamatoria intestinal y debe ser tratada por un profesional.

Un tiempo de tránsito demasiado largo es una indicación de que algo en el proceso digestivo no funciona como debería. Los tiempos de tránsito más largos generalmente están asociados con los tipos 1 y 2 de la Carta de Bristol, difíciles y más difíciles de pasar. Estreñimiento.

Un tiempo de tránsito demasiado largo o una motilidad intestinal lenta generalmente es una indicación de falta de fibra e hidratación. Se que tomar más fibra y beber más agua son los consejos que hemos oído millones de veces, y seguro que estáis cansadas de oírlos… pero la realidad es que muy pocas personas logran obtener la cantidad recomendada de fibra o agua en su dieta.

¿Sabes si llegas a la cantidad recomendada de 25-30g de fibra al día?

Personalmente, yo uso la aplicación MyFitnessPal para trackear mis comidas (tanto un nivel de micronutrientes como de macro). Me gusta saber lo que como y si llego a los mínimos a los que quiero llegar que me planteo como objetivo. Como verduras, tanto en la comida como en la cena, muchas. Y también hojas verdes en el desayuno también. Como aguacates prácticamente todos los días. Como granos enteros de vez en cuando. Como nueces y semillas, y tomo un smoothie de frutas y hojas verdes casi todas las mañanas. E incluso con ese patrón dietético, me cuesta llegar a mis 30 g de fibra diaria. De hecho, es el ciclado de semillas lo que me da esa cantidad adicional de fibra que necesito para llegar a la cantidad recomendada. Te lo digo, obtener la fibra necesaria no es tan fácil…

Evaluar el tiempo de tránsito no es difícil. Puedes comer mucha remolacha, un par de cucharadas de granos de maíz o usar carbón activado, y medir cuánto tiempo tardas en excretarlo por completo. Es un buen ejercicio para hacer en casa…

No quiero terminar esta publicación sin mencionar una de mis adiciones favoritas a mi rutina de suplementos y una recomendable para todo el mundo.

Magnesio. El super mineral.

¿Y por qué hablo de magnesio si estamos hablando de cacas? Espera… quédate conmigo…

El magnesio está presente principalmente en vegetales de hoja verde, frutas como aguacates, plátanos y frambuesas, nueces y semillas. Las legumbres, otras verduras y algunas proteínas animales también contienen magnesio. El magnesio, así como otros nutrientes, es adquirido por la planta a través del suelo donde crece. Y desafortunadamente para nosotros, la agricultura convencional ha despojado nuestro suelo de estos nutrientes, lo que significa que ya no podemos obtener todo el magnesio que necesitamos de los alimentos que comemos.

El magnesio es esencial ya que es necesario para más de 500 reacciones enzimáticas. El magnesio juega un papel esencial en la función muscular, el ritmo cardíaco, la presión arterial, el funcionamiento del sistema inmunológico y el nivel de azúcar en la sangre. Pero el magnesio también es un relajante muscular y un ablandador fecal. El magnesio relaja los músculos de los intestinos, lo que puede ayudar a establecer un flujo más suave a medida que las heces pasan por los intestinos. El magnesio también atrae agua hacia los intestinos, trabajando como un laxante osmótico. Este aumento en el agua estimula la motilidad intestinal. También suaviza y aumenta el tamaño de las heces, desencadenando un movimiento intestinal y ayudando a que las heces sean más fáciles de evacuar (7,8,9).

Yo me suplemento con magnesio. Llevo años haciéndolo. La forma de magnesio que tomes (glicinato, bis-glicinato, malato o treonato) puede ayudarte a ir al baño. ¿Quieres saber más sobre el magnesio, formas y cantidades sugeridas? ¡Contáctame!

Y aquí termina mi charla sobre cacas… ¡Espero que lo hayas encontrado de utilidad y que lo utilices como un recurso útil siempre que lo necesites!

Y no e quiero ir sin dejaron este articulo (lo siento porque es en inglés), de la Dra. Marisol Teijeiro, conocida como La Reina del Trono. Es una de las mayores expertas en todo lo que tiene que ver con cacas y motilidad intestinal…Causas de estrenimiento que no vienen de la comida

Flecha separadora

¿Alguna vez se te ha pasado por la cabeza que tus problemas digestivos podrían estar contribuyendo a tu fertilidad? Si crees que tu digestión podría ser una de las razones por las que tienes problemas para quedarte embarazada y deseas saber cómo la nutrición y el estilo de vida pueden afectar a tu capacidad para concebir, consulta MIS PROGRAMAS y animate a tener una primera llamada de evaluación conmigo. Analizaremos tus inquietudes específicas, tus sintomas, tu historia y te diré cómo la nutrición puede marcar la diferencia.

Agenda una sesión ahora, a través de ESTE ENLACE.

0 Comments

Hi! I'm Beatriz.

I am on a mission to help couples in their own personal, soul-crushing fertility journey, and guide them, educate them and support them so that they can bring their fertility back, increase their chances to conceive naturally and bring home that so long desired healthy baby.

browse

FERTILITY & HORMONE BALANCE

¿Quieres saber cuál es el paso #1 que debes tomar para Equilibrar tus Hormonas, Regular tus Ciclos y Aumentar tu Fertilidad?

Welcome to the Wellness Coaching Solutions Community! Please make sure to check your inbox, you will be getting my ebook and more news soon!

Pin It on Pinterest

Share This