Siempre he dicho que el estrógeno es mi hormona favorita, pero miento. También tengo debilidad por la progesterona. No podría decidirme por una sola. La progesterona es la estrella de nuestro ciclo menstrual, ya que la ovulación es el evento principal de nuestro ciclo. Pero la verdad es que no podemos producir niveles adecuados de progesterona si no producimos buenos niveles de estrógenos. Son dos caras de la misma moneda.

La progesterona es la hormona dominante en la segunda mitad de nuestro ciclo menstrual una vez se ha producido la ovulación. La progesterona solo se puede producir después de que haya tenido lugar la ovulación. Porque son las células theca y las células granulosa de los ovarios, responsables de producir testosterona y estradiol, las que posteriormente a la ovulación, se convierten “mágicamente” en células luteínicas que son las responsables de secretar la progesterona.

Sin ovulación, no puede haber progesterona. Sin progesterona no puede haber embarazo.

La progesterona es la hormona de la pro-gestación. Es la hormona que hace posible que el embarazo ocurra. La progesterona tiene un efecto termogénico en el cuerpo. Me gusta compararlo con las gallinas cuando incuban sus huevos. La progesterona tiene el mismo efecto; hace que el ambiente sea cómodo para que el embrión se implante y prospere. Y es precisamente este efecto de calentamiento en el cuerpo el que nos permite confirmar la ovulación midiendo la temperatura basal. Una vez que hemos ovulado, nuestra temperatura basal aumenta y se mantiene alta durante el resto de la fase lútea hasta que o bien llega la regla o se confirma el embarazo.

Sin embargo, el papel de la progesterona en nuestro cuerpo va mucho más allá de hacer posible la reproducción:

✨ Equilibra los efectos del estrógeno: Como os he dicho, la progesterona y el estrógeno son dos caras de la misma moneda. Se equilibran y se contrarrestan entre sí. Son como el yin y el yang, el fuego y el hielo. La progesterona equilibra los efectos negativos del estrógeno. Es por eso que cuando la ovulación no ocurre o cuando no producimos suficiente progesterona, podemos terminar con síntomas de dominancia de estrogénica como los que te contaba en el post ¿Qué es la dominancia de estrogénica?

✨ Apoya nuestro estado de ánimo: La progesterona actúa como un antidepresivo natural. Reduce la ansiedad, ayuda con los cambios de humor e incluso puede ayudar a aliviar la depresión posparto. La progesterona ejerce un efecto ansiolítico al actuar sobre los receptores GABA en el cerebro, un neurotransmisor inhibidor que ayuda a la relajación y el sueño.(1, 2, 3).

 ⁠

✨ Ayuda a reducir la inflamación en el cuerpo⁠: Los estudios demuestran que la progesterona tiene propiedades antiinflamatorias y puede ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo. (4, 5).

✨ Protege el corazón y el cerebro y ayuda a prevenir accidentes cerebrovasculares, enfermedades cardíacas, demencia y cánceres relacionados con el estrógeno. ⁠(6, 7)

Favorece el sueño por sus efectos relajantes y calmantes (una de las razones por las que las mujeres embarazadas siempre están cansadas y con sueño): La progesterona aumenta la producción de GABA, un neurotransmisor que favorece el sueño y la relajación. Los niveles bajos de progesterona pueden causar ansiedad e inquietud y problemas para dormir, incluido el despertarse frecuentemente durante la noche. La progesterona tiene un efecto estimulante sobre la respiración durante el sueño, lo que puede reducir la apnea del sueño. ⁠(8, 9)

✨ Mantiene nuestros huesos sanos y fuertes⁠: También promueve el crecimiento de tejido óseo; se sabe que la pérdida de progesterona contribuye al riesgo de osteoporosis entre las mujeres posmenopáusicas.(10)

Mola, ¿verdad?

Ahora piénsalo de esta manera. Si no ovulas, pierdes todo lo anterior. ¿Lo entiendes? Necesitamos ovular incluso si no estamos tratando de concebir.

🙅‍♀️ ¿Tomas la píldora? Entonces no estás ovulando.

🙅‍♀️ ¿Tienes ciclos largos e irregulares? Entonces probablemente no estés ovulando.

🙅‍♀️ ¿Tienes SOP? Entonces lo más probable es que no estés ovulando tampoco.

🙅‍♀️ ¿Tienes amenorrea hipotalámica? Sí, tampoco estás ovulando.

🙅‍♀️ ¿Tienes hipotiroidismo? Existe la posibilidad de que no estés ovulando también.

Además de todo lo anterior, también podemos tener ciclos anovulatorios esporádicos, que se consideran perfectamente normales en mujeres sanas con ciclos menstruales sanos.

Síntomas de la progesterona baja

¿Alguna vez te has preguntó que se siente o como se manifiesta niveles bajos de progesterona? No busques más, que yo te lo cuento:

  • Sofocos
  • Crecimiento del vello facial
  • Pérdida de cabello en la cabeza
  • Síntomas del síndrome premenstrual
  • Calambres menstruales
  • Pecho fibroquísticos o sensibilidad en el pecho
  • Infertilidad
  • Abortos espontáneos recurrentes
  • Ciclos irregulares
  • Manchado entre ciclos
  • Periodos abundantes
  • Retención de líquidos
  • Aumento de peso
  • Baja temperatura corporal
  • Hipotiroidismo
  • Osteoporosis
  • Insomnio
  • Dolores de cabeza / migrañas
  • Dolor / inflamación
  • Endometriosis, fibromas y quistes
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Irritabilidad, cambios de humor
  • Sentirse estresada, nerviosa, o alarmarse con facilidad
  • Antojos de azúcar
  • Nivel alto de azúcar en sangre
  • Baja libido

Cortita la lista, ¡¿eh?! Una lista que para ser honesta, no quisiera marcar demasiadas casillas.

Ahora vamos a lo fundamental:

¿Cómo sabes si ovulas?

La mejor manera de saberlo es haciendo un seguimiento de tu ciclo menstrual. ¿Cómo? Te lo conté como hacerlo en el post Temperatura basal y Ovulacion.

¿Cómo saber si tus niveles de progesterona son suficientes?

No trates de adivinar, es mejor comprobar a través de analísticas y test.

La progesterona debe analizarse y medirse 5-7 días después de la ovulación. No el día 21. Este es uno de los conceptos erróneos más comunes que existen. El estándar del día 21 se estableció bajo el supuesto de que la ovulación ocurre el día 14, pero eso es solo un promedio. ¿Cuántas mujeres conoces que tengan 28 días en punto? Yo desde luego, conozco muy pocas. Si no ovulas el día 14, la prueba de progesterona de 21 días no mostrará niveles precisos.

En serio, esto es importante y no puedo insistir más: Habla con tu médico si no eres de las que tienes ciclos de 28 días y ovulas el día 14 para que le analicen los niveles de progesterona en el momento adecuado.

La prueba de progesterona el día 3 o en la primera mitad del ciclo no tiene ningún sentido.

Si no sabes si ovulas o no, o si sabes que no ovulas y quieres entender de donde viene el origen del problema, o si crees que este es el momento de investigar más y quieres saber por dónde empezar, lo primero es utilizar test funcionales. En mi consulta utilizo el DUTCH Test para las hormonas, el GI MAP para la salud intestinal, SpectraCell y Ácidos Orgánicos para ver tu estado nutricional y el HTMA para ver el equilibrio de mineral con mis clientas. Trabajo con dos programas exclusivos: Recupera tu Fertilidad y Trimestre Cero. Si estás interesada en ver cómo trabajo y si podríamos trabajar juntas, agenda una Primera sesión de sesión conmigo haciendo clic aquí.

Beatriz

¿Quieres saber cuál es el paso #1 que debes tomar para Equilibrar tus Hormonas, Regular tus Ciclos y Aumentar tu Fertilidad?

Welcome to the Wellness Coaching Solutions Community! Please make sure to check your inbox, you will be getting my ebook and more news soon!

Pin It on Pinterest

Share This